La formación del profesional de la información para una supervivencia digna de los medios

En artículos anteriores he tratado temas relacionados con las crisis de contenidos y de profesionales por la que pasan las diferentes televisiones, y la gran crisis que llevan sufriendo, durante demasiado tiempo ya, la prensa más tradicional, de información general y económica, diaria y de pago.

Un punto muy interesante, que puede ser a la vez causa y solución a estos problemas, es la formación y empleo de los periodistas, los profesionales de la información. Este asunto queda recogido en una estupenda Tesis Doctoral presentada hoy por D. Luis José García Llorente en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid titulada La empresa Informativa en la nueva economía. Formación, empleo y competitividad.

En cuanto a la formación, nos encontramos con profesionales que, o no tienen los suficientes conocimientos tecnológicos para realizar un trabajo competitivo en las diferentes empresas informativas, o con periodistas, de gran nivel en cuanto a procesos técnicos y conocimientos de las Nuevas Tecnologías, pero con una escasa formación humanística. Esto afecta muy directamente a todos los medios de información, pero con más fuerza a los medios impresos.

Si unimos la falta de formación en el ámbito técnico, o en el bagaje cultural, a la situación laboral de los periodistas, a la gran cantidad de trabajo que se les exige y el poco tiempo del que disponen para realizarlo, nos encontramos con una falta de calidad alarmante en los productos que llegan a la sociedad.

¿Son los profesionales de la información responsables de esta situación? Evidentemente no. Los verdaderos responsables son los empresarios, los directores de los medios y los accionistas de estos, más preocupados por la cuenta de resultados que por la función de informar y formar, creando una sociedad crítica y sana, fin último y razón de existir de los medios informativos.

La solución pasa por una correcta y completa formación de los estudiantes de Ciencias de la Información, tanto en el terreno humanista como en el terreno técnico, y por la concienciación de las empresas informativas de que a los empleados hay que cuidarles, formarles, mimarles y potenciar sus cualidades. No explotarles premiando a aquellos que cubren cuatro hechos noticiables de una forma mediocre, y castigando a aquel que solo cubre un acontecimiento, pero que realiza una información de calidad, aunque no rellene seis páginas del periódico, como hace el anterior.

La sociedad necesita más conocimiento y menos información, necesita saber las causas y consecuencias de los hechos que le rodean, y no solo el hecho aislado, algo sesgado, de una relevancia social altamente perecedera y de poca utilidad para el ciudadano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s