Morir de éxito en Internet

Ayer estuve pensando en los éxitos que están cosechando medios digitales como elmundo.es o marca.com que, después de años de sequía y problemas derivados de una falta de ingresos estables y sostenibles, han conseguido una rentabilidad importante, por lo menos existente, que les permite conseguir por parte de sus consejos de administración inversiones serias.

El último ejemplo es la apuesta brutal por los elementos de vídeo que han hecho. En concreto, pagar una millonada por tener, el domingo a las 23,00 h. en vídeo, todos los goles de la jornada de liga para poder publicarlos y ofrecerlos a sus usuarios.

Sin embargo, estas inversiones que comento no llegan al extremo de ser las suficientes para que la estabilidad técnica de las páginas se garantice.
Estas dos empresas mueren de éxito cada vez que ocurre un acontecimiento importante y los usuarios acuden en masa a informarse.

Cuando ocurre esto los servidores revientan y las páginas quedan inoperativas, se caen.

Y esto, ¿por qué no se soluciona?

Imaginemos que necesitamos una carretera que, para que nunca se atascara, necesitara diez carrilles. Sin embargo, la mayoría del año sólo se necesitaran dos. Los diez sólo se ocuparían durante dos días al año. En fechas puntuales, concretas.

Pues seguramente, que el inversor, quien tuviera que pagar la carretera todos los años y mantenerla, decidiría hacer dos carriles y aguantar el chaparrón los dos días puntuales con atasco.

Esto es igual. Es mucho más barato tener la infraestructura actual y que las páginas se caigan dos veces al año, que tener una super-infraestructura todo el año para sólo usar la mayor parte del tiempo un 20% de ella.

¿Qué cosas, no? Resulta que cuanta más información se necesita y se demanda, menos se ofrece. Vamos, que no se ofrece ninguna porque las páginas no funcionan.

¿Estamos locos, o qué?

Anuncios

2 pensamientos en “Morir de éxito en Internet

  1. Paradojas de la vida .El Mundo ya tiene experiencia en estas cuestiones, hacia el número 90 de su existencia cada nuevo lector del periódico era un enemigo, porque tenían que tirar más y no tenían dinero para publicar más ejemplares. Pasa en Internet y, como dices, en la vida real: las redacciones tienen un número limitado de trabajadores. Cuando sucede un 11M, una catástrofe naturall, se incendia el Windsor o nace el primer hijo de los Príncipes, los trabajadores están desbordados…pero el lema es que “una vez al año no hace daño”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s