La creativad en publicidad muere cada vez más

En otro ejemplo de creatividad brutal aquí tenemos dos spot de coches que utilizan el mismo recurso. Y los dos se pueden ver hoy en día en la televisión.

La originalidad ha muerto, viva la copia de la copia de la copia (mientras no te pillen).

Espero se note, otra vez, la ironía.

Anuncios

Un pensamiento en “La creativad en publicidad muere cada vez más

  1. Creo que la explicación hay que buscarla en dos factores:
    1.- Pensar que todo está inventado.
    2.- La presión del corto plazo.
    Pasa en la publicidad y, en general, en todas las formas de comunicación informativa y persuasiva.
    A veces da la sensación de que todo está inventado, de que no se puede sacar una idea original y se pone el esfuerzo en la imagen, se busca que sea impactante y estética (hay una diferencia abismal entre el refinamiento del segundo spot que colocas y el primero, hablo de la apariencia). También pasa en los programas de entretenimiento. En el mejor de los casos, las producciones que al final se emiten juegan con un número determinado de formatos ya existentes y los mezclan. Digo en el mejor de los casos, porque de mecanismos como éste han salido programas capaces de sobrevivir a las modas como el “1, 2, 3” (no fue más que reunir en un programa los tres tipos de juego que ya existían: pregunta-respuesta, prueba física y juego de azar, de ahí el titulo). Pero sí que es cierto que muchas veces se olvida que lo más importante es la idea, y que, si ésta es original, la producción se hace con diez de pipas. Estoy pensando en el anuncio de Coca-cola: “Para los altos, para los bajos, para los de acá, para los de allá…” Un trabajo de creativos argentinos que todavía se recuerda con cariño y que costó cuatro duros (la chapa de Coca-cola que aparecía doblada, era realmente una chapa doblada, no hubo manipulación de tipo informático).
    Por otro lado, el mundo empresarial carece de paciencia. No se produce nada que no tenga una efectividad probada. Una vez más hablo de anunciantes y también de empresarios de televisión (y radio, aunque en menor medida). Y cuando se apuesta por ideas nuevas, si éstas no consiguen fidelizar en poco tiempo -en ocasiones es cuestión de días- a los clientes (los compradores y las audiencias) la producción se retira.
    Me pregunto yo si alguien como Julio Verne (que en la época debió de ser un loco de la vida) podría haber publicado alguna de sus novelas…
    Yo me remito a lo que decía uno de mis maestros en la Facultad, Felicísimo Valbuena, que hay que distinguir entre ideas e imágenes, que una película buena es aquélla que tiene un buen guión en vez de efectos especiales que enmascaren la falta de argumento. Y siempre acababa con un consejo: “abúrranse, abúrranse mucho, porque ésa es la mejor manera de que se les ocurran nuevas ideas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s