Leer clásicos es bueno para mejorar en muchas cosas

Ayer, como ya indique en el post, estuve de junta de evaluación. En todos los cursos se repetía el poco afán que tienen los alumnos por la lectura.

Se han dado ocasiones en las que cuando un profesor pedía la lectura de una obra, de Kapuściński, por ejemplo, los alumnos preguntaban si era “muy gordo”.

Algunos profesores, al buscar un libro que pedir leer a los alumnos lo han hecho, no sólo en función del interés para los estudiantes, sino teniendo también en cuenta su extensión, una variable que a priori debería no tener demasiada importancia.

Es cierto que la vida diaria nos impide dedicar ratos a la lectura y las pocas horas que dedicamos a ella las centramos en el último best-seller de Michael Crichton, Dan Brown, Stephen King o Robin Cook.

Poca gente lee de verdad el periódico, cada vez menos. Para qué (se puede decir), si muchas veces se ofrece lo mismo que en Internet.

No sé si es mejor leer el periódico y best-sellers o leer best-seller y obras más clásicas. O quizás comparar estas dos formas de actuar sea una estupidez.

En SigT se publicó un post muy interesante. Una traducción de 10 Ways to Improve Your Mind by Reading the Classics (10 formas de entrenar tu cerebro leyendo a los clásicos) que me parece excepcional.

La lista abreviada de estas diez facultades que se desarrollan es:

  1. Un mayor vocabulario
  2. Habilidades escritas mejoradas
  3. Una mejor capacidad de oratoria
  4. Ideas frescas
  5. Perspectiva histórica
  6. Entretenimiento educativo
  7. Sofisticación
  8. Lectura más eficiente
  9. Desarrolla un estilo mejor
  10. Learn Timeless Ideas

He escrito un comentario en SigT solicitando una lista de los 15 o 20 clásicos que se consideran imprescindibles para un comunicador. De esta forma entregaré a cada alumno que lo solicite, este post de SigT junto con la lista de obras. Creo que puede ser interesante y motivador. Y pienso aplicarme el cuento. Si me falta una obra de la lista (que seguro que sí) la leeré en breve.

Anuncios

4 pensamientos en “Leer clásicos es bueno para mejorar en muchas cosas

  1. Me parece estupendo que animes a tus alumnos a leer. Siempre es bueno leer cualquier cosa. En el caso de los periodistas, ya me habría gustado a mí que alguien me inculcara (aunque fuese a fuerza de hacer tests de actualidad) el hábito de leer el periódico, que a mis 25 años hago el esfuerzo y me cuesta unas 2 horas leerlo completo entendiendo lo que pasa en el mundo. Se sacan bastantes cosas: además de adquirir vocabulario y acostumbrarte al lenguaje periodístico, consigues entender (al menos en parte, porque rara vez consigues información completa leyendo un solo periódico, pero al menos puedes saber cuándo son los Consejos de Ministros, cuándo hay Sesión de Control en el Parlamentos, cuáles son los trámites que siguen las leyes y en qué punto está cada una…en fin, un montón de cosas útiles para poder seguir la pista a las informaciones y tener una visión de conjunto). Leer el periódico es básico para cualquiera que se dedique a la comunicación.
    No creo que sea malo leer best-sellers, los hay muy bien escritos, como los de Ken Follet, y los hay que no hay por donde cogerlos. También hay que saber qué no hay que hacer cuando se escribe y de lo mal escrito también se aprende (lo último que he leído ha sido “El diablo viste de Prada” de Lauren Weisberger, y aunque pueda parecer una novela “femenina”, sin enjundia, la verdad es que la protagonista es una chica con cerebro que quiere ser escritora y que ve cómo el mundo que le rodea- una revista de moda- es un mundo superficial. Como ves, la historia tiene su miga). El caso es que a ciertas edades hay que iniciarse en el hábito de la lectura. Es como el deporte, si vas al gimnasio todos los días un poquito al final lo necesitas. Con la lectura pasa igual, si lees todos los días un poquito al final acabas necesitando tu dosis diaria de letras.

  2. Por cierto, el punto número diez lo traduciría como “Aprender ideas intemporales” o ” Aprender verdades intemporales”, viene derivado del punto 5 “Perspectiva Histórica”. Aprender que, de la misma manera que hay grandes éxitos actuales que no dejan de ser versiones de buenos temas antiguos, hay ideas que ya estaban presentes en otras épocas y que el tiempo ha demostrado que siguen vigentes.
    Y el punto número 7 lo traduciría como “Excelencia” o incluso como “Criterio de Autoridad”, a tenor de la explicación que la página ofrece en el epígrafe. En castellano esto de la sofisticación está más ligado a un concepto tan etéreo como el “glamour”, no lo veo aplicable a las ideas.

  3. Pingback: Clásicos que deberías leer aunque te digan que deberías leerlos: el Decamerón

  4. Muy bueno. Por cierto, ¿en qué quedó lo de la lista de los 15 o 20 clásicos imprescindibles? ¿Finalmente elaboró la lista? Me encantaría conocerla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s