Las supermujeres de la publicidad no son reales

Desde hace ya un tiempo la empresa de productos de higiene y belleza Dove centra su promoción y publicidad en mujeres de belleza natural. Ha dejado de lado a las supermodelos para dar un mensaje de naturalidad y belleza saludable. Algo que me parece muy acertado.

Mientras otras marcas se centran en una belleza ideal y artificial que puede hacer sentir al target incómodo pensando lo mal que está físicamente en comparación con la modelo, esta empresa presenta en su publicidad a mujeres normales que tienen una belleza natural que se puede conseguir a base de vida sana, buena alimentación, algo de deporte y una dosis de algún producto Dove.

A través de este vídeo la empresa pretende demostrar que así como no existen las supermujeres perfectas físicamente, cualquier mujer puede ser mostrada de forma extraordinariamente bella después de unas sesiones de maquillaje, peluquería y retoque fotográfico.

Conclusión: no te agobies, la belleza de la publicidad no es real, es creada de forma artificial. Se feliz tal y como eres y cuídate todo lo que puedas para potenciar tu belleza real.

Bien por Dove. Sólo espero que en sus laboratorios no experimenten con animales.

Anuncios

Un pensamiento en “Las supermujeres de la publicidad no son reales

  1. No siempre ideas buenas, las que se difunden con imágenes razonables parten de un sentimiento ético. Me refiero a que, al margen de que la idea de enseñar mujeres de verdad, sólo con maquillaje, peluquería, estilismo e iluminación adecuadas, sea buena desde el punto de vista ético, para enseñar que quedarse en un esqueleto no es síntoma de belleza, yo creo que subyace (es una impresión) también una realidad: las audiencias, en concreto los targets femeninos, están cansados de recibir mensajes de censura, mensajes restrictivos, que las sacan del canon de belleza a la mínima.
    Nadie puede tener las medidas de Barbie y mantenerse en pie; y nadie puede embutirse en una 36 por mucha dieta que haga si su constitución ósea es la de una mujer adulta.
    Hubo un programa “Desnudas” en el que un estilista aconsejaba cada día a una mujer para quitarle el complejo (caderas anchas, poco pecho, piernas gruesas, tripa…). No las operaban, al contrario, les ponían ropa adecuada, las peinaban, las maquillaban y acababan con una sesión fotográfica desnudas. Una de las instantáneas acababa adornando la Gran Vía madrileña a todo color. Todo ello patrocinado por Dove. Los resultados, ni qué decir tiene, eran espectaculares. Si ya lo dice mi madre: “Si yo tuviera los asesores de imagen que tienen en Hollywood, también sería Sharon Stone”…no hay nada como imaginarse a todas estas divas un lunes a las 7 de la mañana, como nos vemos el resto de los mortales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s