Los periodistas deben recordar su poder y responsabilidad a la hora de informar

Hay situaciones en las que los periodistas deben anteponer la responsabilidad social sobre unas declaraciones tremendamente llamativas.

En estos días se discute en los foros futboleros sobre si Ronaldinho está retirado del equipo o no por su juergas nocturnas que hacen que no rinda en el campo.

Ante esta situación todo el mundo opina. Los jugadores lo hacen a petición de los periodistas y las respuestas son de toda índole aunque ninguna critica al jugador, no sea que le siente mal y en un futuro compartamos banquillo.

El caso es que una de las declaraciones más sonadas, que más han aparecido en los medios y que fue portada del diario AS el 24 de septiembre fueron las del jugador del Valencia Miguel. Este jugador en la Cadena SER dijo: “Salgo los jueves y fumo desde los 13 años“. Y tal cual aparece en portada del diario.

En este caso la relevancia del jugador, ídolo de jóvenes y no tan jóvenes hace que sus frases vayan más allá de lo esperado. Muchos niños y adolescentes escuchan e imitan lo que hacen los jugadores de su equipo, y con estas declaraciones los jóvenes pueden decir “si Miguel lo hace y triunfa yo también lo puedo hacer”.

¿Cómo creo que debe actuar un periodista responsable? Debe guardarse las ganas de publicar el bombazo de declaración y apelar a su responsabilidad social. Publicar el contenido de forma suave. Aplicar la llamada manipulación positiva No sé cómo, pero no debe dejar que estas declaraciones tengan tanto eco y lleguen a menores deseosos de ser futbolistas de élite saliendo de juerga y fumando.

Creo que ha actuado mal el futbolista y peor los informadores.

Anuncios

Un pensamiento en “Los periodistas deben recordar su poder y responsabilidad a la hora de informar

  1. También hay que diferenciar entre representaciones e ideas. No defiendo el titular, porque en el resto del texto se desinfla a modo de globo y a mi entender esto se llama “estafa”. Y tampoco responsabilizo a quien no sabe leer, porque hay que enseñar a leer.
    Sería mucho mejor para la profesión, y para quienes consumen lo que nosotros hacemos, que nos sepan entender. Que entiendan cómo hacemos las informaciones y que sepan sacar lo importante y no se dejen enredar por la anécdota (no he escuchado la entrevista que extracta el As, pero me da la sensación de que han convertido en noticiable un aspecto de poco interés real, pero escandaloso). Pero eso no surge por generación espontánea, hay que enseñar. Sería estupendo que a esos menores con ídolos se les enseñara a leer la prensa, a escuchar la radio y a ver la televisión. A detectar cuándo les están contando historias sólidas y cuándo les venden una moto. Cuando se conoce el ataque, se pone la defensa.
    Digo enseñar a los chavales porque es más fácil, pero en realidad es tarea de todo el mundo, que todavía hay quien cree que todo lo que sale en la tele es verdad (aunque Gran Hermano, lo queramos o no, ya les ha metido en la cabeza que en la tele se editan los vídeos…lo que pasa es que meter la tijera para los espectadores, en general, significa censura).
    Fomentemos también una audiencia responsable que no nos admita abusos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s