¿Deben ir los padres a justificar a sus hijos en la Universidad?

Hoy ha sido día de revisiones de exámenes.

Me hacen mucha gracia los alumnos que van a revisar y no consiguen lo que quieren (aprobar) que aparecen unas horas más tarde con su padre o su madre pidiendo hablar con algún directivo.

Los alumnos durante el curso son muy maduros y mayores: no quieren firmar listas de asistencia porque son mayores, deciden no ir a clase cuando no les apetece porque son mayores, tratan a algunos profesores como si de sus sirvientes se tratara porque son mayores, pero cuando ven que no consiguen sus deseos sólos van corriendo a avisar a sus padres para que les ayuden y les representen. ¿Pero no eran mayores y responables?

Esto, claro, se da en centros privados y adscritos. En la universidad pública menos.

Este tipo de acciones, que los padres vayan a ayudar a sus hijos en estas ocasiones, no hace más que impedir el desarrollo de los churumbeles. ¿Qué pasará cuando un jefe les eche una bronca que les deje temblando o los despida o no les ascienda? ¿Acudirán también los padres a pedir explicaciones?

Anuncios

Un pensamiento en “¿Deben ir los padres a justificar a sus hijos en la Universidad?

  1. Hasta ahora sólo había oído hablar de estas situaciones a mis amigos profesores de primaria y secundaria…claro está, a esas edades, por mucho que se empeñen los padres en que con 12 años un niño es adulto, siguen estrechamente tutelados por papá y mamá. Pero, ¿en la Universidad? Es que no me lo puedo creer. Es decir, un ciudadano mayor de edad, con derecho al voto, con derecho a casarse y formar una familia, con derecho al trabajo, con responsabilidad penal (esto ya le viene dado antes)…¿va con papá o con mamá a reclamar a un profesor? Yo también he tenido 18, me trasladé a un montón de kilómetros de mi hogar familar, también me he dado esas ínfulas de adulta (incluso antes de alcanzar la mayoría de edad) y efectivamente, he buscado el consuelo “en brazos de papá y mamá”, pero mi orgullo siempre me ha impedido que fueran ellos quienes hablaran por mí (y menos si se trataba de una reincidencia, que en mi caso no ha existido). Vale, yo también estudié en la pública.
    Esto es síntoma de que algo falla, sociológicamente hablando, con los padres de hoy en día.
    por otra parte, lo tenéis fácil: ¿quién es el que está matriculado?, ¿quién ha hecho el examen?, ¿quién no puede ir a clase porque trabaja?…pues eso, si en la Secretaría no se le puede facilitar el expediente académico al padre ni a la madre en virtud de la Ley Orgánica de Protección de datos, los profesores tampoco tienen que hablar con el papá ni con la mamá (salvo caso de necesidad justificada: que el alumno esté en coma y vaya alguien en su nombre a comunicar su situación), por mucho que sean ellos los que paguen la Universidad del nene o la nena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s