Sobre libertades de expresión, reinas, fascismos y diccionarios

Mucho está dando que hablar el nuevo libro de Pilar Urbano sobre la reina. No le vendrá nada mal a la autora de cara a las ventas de su nueva obra.

En estos días algunos se han echado las manos a la cabeza por las declaraciones que supuestamente ha hecho la reina y que aparecen publicadas en la obra.

La reina se posiciona en cuanto a las parejas homosexuales, de las que dicen que le parece todo estupendo, pero que no puede ser considerado matrimonio, y sobre la eutanasia, de la que dice que no se siente partidaria.

¿Y qué? ¿Por qué tanto ruido? ¿Ha dicho algo en contra de alguien? ¿Ha ofendido a alguna persona? ¿Ha caído en injurias por decir que opina lo mismo que la inmensa mayoría de los españoles? Es una pena que la mayoría de los españoles seamos la mayoría silenciosa.

En cuanto a que no está de acuerdo con la eutanasia,¿qué pasa? ¿Y si estuviera a favor no generaría aún más conflicto? La portada de Público diría ¿¡Olé doña Sofía!? Cuánto lo dudo.

En cuanto a que las parejas de homosexuales no son matrimonio, no hace más que indicar lo que dice la Real Academia:

Unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales.

¿Desde cuando si llamas a las cosas por su nombre estás diciendo barbaridades? ¿No dirán barbaridades los que llaman a las cosas por lo que no son y dicen “coqreta” en lugar de croqueta?

De verdad que es una pena. La portada de Público (no la enlazo porque se me hincha la vena) no hay por donde cogerla. Esta portada sí que falta al respeto de forma directa sobre la persona, que no es cualquiera, sino sobre la reina de España. Y del resto de las noticias de portada qué podemos decir. Una sobre lo bien que lo hace Zapatero, otra sobre uno que dice que el cine español es de gilipollas y otra sobre que la inflación baja, además del tema del atentado de ETA en la universidad de Navarra.

Olé con la ordenación de las informaciones de portada según criterios informativos.

Los diarios informativos-interpretativos se caracterizan por ordenar sus informaciones según su valor informativo. Los diarios popular-sensacionalistas se caracterizan por ordenar las informaciones según criterios de actualidad y de interés humano.

El diario Público se ha posicionado claramente y con muy mal gusto.

El fascismo es “el que no está conmigo está contra mí” Hoy claramente se puede comprobar de nuevo quién es fascista y quién no.

Pues eso, dejemos que las personas, reinas y no reinas, opinen, siempre que no falten. ¿No son los adalides de la libertad de expresión los que más han criticado estas supuestas declaraciones? Obras son amores y no buenas razones.

Anuncios

Un pensamiento en “Sobre libertades de expresión, reinas, fascismos y diccionarios

  1. Con todo, seguro que el libro de Urbano se va a vender como churros hasta Navidades. La reina sabía de la publicación de esas declaraciones con lo que cabe pensar que al final, de forma indirecta, ha querido lanzar un mensaje contundente a la sociedad española y a esa mayoría silenciosa que apuntas Rafa.
    Un saludo,
    Carlos M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s