¿Alguna vez te sientes así?

Una persona sin nombre que odia su trabajo y la forma de vida que lleva. Trabaja para un fabricante de automóviles sin nombre, organizando las revisiones de modelos defectuosos si y sólo si el coste de éstas es inferior al coste total de las indemnizaciones pagadas a los familiares de los fallecidos. Al mismo tiempo, está desilusionándose del «instinto anidador» de consumismo que ha absorbido su vida, lo que provoca que se defina a sí mismo como una persona basada en los muebles, ropas y otros objetos materiales que posee. Estos dos aspectos de su vida, combinados con los frecuentes viajes de trabajo a través de distintas zonas horarias, le perturban hasta el punto de provocarle un insomnio crónico.

Pues sólo te queda apuntarte a un club de lucha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s