Breve reflexión sobre el “caso Wyoming”

Después de los cruces de declaraciones y movimientos de los de La Sexta y los de Intereconomía, con la APM de por medio, debo decir que tengo unas conclusiones personales, que ya tenía desde hace tiempo, que se han visto reforzadas:

  • La barrera entre información y entretenimiento ya casi no existe.
  • La forma de actuar de La Sexta es verdaderamente indignante y es una muestra de lo que puede llegar a hacer una televisión por unas décimas de share.
  • El periodismo a peor en cuanto a contraste de fuentes y de investigación mínima (este palo para Intereconomía).

La asociaciones de prensa se rasgan las vestiduras cada vez que hay un escándalo de este tipo, pero nunca hacen nada. También es cierto que el poder que tienen es muy escaso. Si existiera algo como los colegios de abogados o de médicos, se podrían penalizar las malas prácticas.

La situación es triste. Demasiado triste. Y no es es culpa de nadie en particular (bueno, sí, de los empresarios del sector informativo). El sector periodístico está moribundo desde hace tiempo y sólo puede ir a peor. Sólo se salvará con una revolución que pase por diferentes estapas:

  • Colegiatura de los profesionales de la información.
  • No dependencia de medios de información de grupos empresariales no informativos.
  • Cambio del modelo de negocio de las empresas de prensa.
  • Mayor dignidad laboral para los profesionales: seguridad, salario, tiempo para elaborar las informaciones…

Es claro que se trata de una utopía. Que esto es imposible, pero algún día llegará en que, como dijo Cerezo, el vaso que colme la gota, caiga.

Anuncios

2 pensamientos en “Breve reflexión sobre el “caso Wyoming”

  1. Mucho me temo que hay una generación entera de periodistas que no están por la labor de que les toquen…las “teclas” con eso de la colegiación: que si la libertad de información, que si volveremos a la censura, etc, etc, argumentos apocalípticos que al final frenan el control de la producción de un buen mensaje informativo (que para nada tiene que ver ni con la censura ni con coartar la libertad de información a ningún profesional). Creo que me repito, pero e quinto punto que yo pondría es la educación de las audiencias. Que a los jóvenes ciudadanos (que es cuando mejor asimilan la información) se les enseñe a no decir nunca más: “Es verdad, porqe lo he visto en la tele”.

  2. Todas las revoluciones cuestan un precio, siempre se llevan gente y otras cosas por delante pero son necesarias. Soy periodista, tengo 25 años y me voy a meter en las cenagosas aguas de la vida laboral en breve, veremos como se lleva a cabo esa revolución. Lo que esta claro es que sin ilusión y ganas nada de nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s