Situaciones que se suelen dar en la universidad en estos días de finales de mayo

En estos días en los que las clases terminan y comienzan los exámenes de la convocatoria final ordinaria en la universidad surgen las prisas, los agobios y las situaciones esperpénticas derivadas de no haber seguido el curso con la diligencia y responsabilidad mínima normal.

Algunas situaciones con las que ya me he encontrado son:

  • Alumnos que se dan cuenta de que se matricularon de alguna asignatura que no han cursado por olvido o ignorancia.
  • Alumnos que estuvieron el primer cuatrimestre en el extranjero de Erasmus, que durante el segundo cuatrimestre no han cursado alguna asignatura, y ahora preguntan que qué tienen que hacer para aprobar en junio.
  • Alumnos que se presentan a exámenes de asignaturas en las que por error no se matricularon en septiembre.
  • Alumnos con asignaturas pendientes de otros años que preguntan ahora que qué hay que hacer para aprobarlas.
  • Alumnos que no han asistido nunca a clase ni han seguido el programa académico con sus prácticas y trabajos y te preguntan que cómo va a ser el examen.

Ante estas situaciones una persona de sano juicio se dará cuenta de que el aprobado en junio es imposible. Tan sólo queda, en la mayoría de los casos, remitir al alumno a la convocatoria de septiembre. ¿Algún lector puede decir que no es esta respuesta lo que indica el sentido común?

Pues no se crean, que esto que parece tan claro genera unos conflictos de agárrate y no te menees.

Sin embargo y, en la mayoría de los casos, los alumnos siguen sus asignaturas con interés, dedicación y buscando no sólo el aprobado, si no también el conocimiento.

Anuncios

2 pensamientos en “Situaciones que se suelen dar en la universidad en estos días de finales de mayo

  1. No sé la veces que me he encontrado en las situaciones 4 y, sobre todo, 5… pero muchas!! El sentido común dice que si a finales de mayo no sabe nada de la asignatura se debe presentar en septiembre porque en junio lo tendrá complicado, pero no debe quitársele la oportunidad de aprobar en la convocatoria ordinaria si en el examen puede demostrar que tiene el conocimiento mínimo de la asignatura, ¿no? ¿O es que ahora “ir a septiembre” es un castigo por haber sido malo y no haber ido a clase? Salu2. Edu

  2. Una asignatura no es un examen. Son horas de clase y trabajo. Por ejemplo, 12 créditos son 120 horas de dedicación a la asignatura. El examen es otro elemento más, no el único. Puedes hacer el examen y aprobarlo, pero si no has hecho las prácticas y trabajos no superarás la asignatura. A la universidad se va a aprender, no a aprobar exámenes. Al menos esa es mi visión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s