Sobre la aleatoriedad y su existencia

Hace un tiempo publiqué una entrada sobre una web que ofrecía herramientas sobre temas de aleatoriedad. No pretendía más que ofrecer un enlace a una herramienta web por la que podíamos conseguir rellenar tablas con números al azar, algo que a veces necesitamos en alguna tarea o actividad.

A raiz de esa entrada he recibido un comentario en la misma de una persona que dice ser ingeniera y, que de forma muy soez y malintencionada, me acusa de ignorante y de impartir clases sobre “plastilina” y “recortables” en unos estudios que no son nada y, que comparados con sus estudios de ingeniería, los de Comunicación son una basura.

Me indica que la aleatoriedad no existe y que esto es algo que cualquiera que no sea tan ignorante como yo debe saber.

En primer lugar debo decir que quien considera que los temas relacionados con las Ciencias de la Comunicación son una porquería es alguien que no tiene ni idea de Comunicación y no conoce la expresión “la información es poder”.

En segundo lugar, la aleatoriedad existe, por lo menos en su concepto, ya que existe el término que la define. Es un concepto que estudian varias ciencias, desde las Matemáticas, la Estadística, la Biología, la Comunicación, las Finanzas, las Ciencias Físicas o incluso la Filosofía. Yo soy un ignorante, cierto, pero no creo que lo sean todos los científicos y filósofos que dedican años de estudio y ríos de tinta a este tema.

El comentarista de mi entrada debe ser muy, muy ingeniero, pero mucho, porque en una frase ha desvelado lo que muchos otros llevan años investigando. En contreto la frase con la que sentencia es:

Los que hemos estudiado una carrera de verdad y no carreras de mierda como en la que impartes clase en asignaturas como “Plastilina 1” e “introducción a los recortables”, sabemos que la aleatoriedad no existe idiota.

Sé que la redacción no es perfecta y que la puntuación correcta brilla por su ausencia, pero yo me debo a la verdad, y copio el texto recibido tal cual.

El comentario no aparece en la entrada en cuestión porque no aporta demasiado y daña mis esfuerzos por dar una imagen medio digna a este medio. Espero que podáis perdonarme.

Y a raiz de esto: ¿Piensas que la aleatoriedad existe o que no?

Empresas localizadas en España a las que no les conviene que la selección gane el mundial

Algunas empresas han hecho durante el mes de junio promociones muy agresivas para atraer clientes gracias al mundial de fútbol.

Ahora que la selección española puede ganarlo, estas empresas tendrán que asumir una reducción de los ingresos conseguidos hasta la fecha.

En el portal de Orange han publicado una fotogalería mostrando algunas de estas empresas y explicando qué prometieron si España ganaba el mundial de fútbol.

Sobre la crisis económica en España

Es cierto que estamos en crisis. Sin embargo la crisis no es generalizada como nos lo quieren hacer ver.

El Estado está en crisis, sí, porque ha gastado durante mucho tiempo más dinero del que ha ingresado.

La prensa está en crisis, sí, porque sigue inmersa en un modelo anacrónico. Es un sector impresor y no uno de información.

Las personas están en crisis, sí, porque no tienen trabajo y los que lo tienen debe ser el doble de productivos para cobrar lo mismo.

Y si las empresas despiden a la mitad de la gente porque la otra mitad hace el trabajo de todos por el mismo dinero, ¿qué sucede? Pues que se forran.

¿Y quién tiene culpa de esto?

  1. El gobierno que permite estas condiciones laborales.
  2. Los sindicatos que permiten estas condiciones laborales.
  3. La sociedad que permite estas condiciones laborales.

Es cierto, al final cada uno tiene lo que se merece.

Mi recomendación para los trabajadores es la misma que ya ofrecí hace tiempo. Hacer lo mínimo para que no te despidan.

Tanto me quiere la empresa a mí, tanto quiero yo a la empresa.

En mayo y junio se disparará el consumo en España

Lo auguro. Seguro. La ministra de economía saldrá en rueda de prensa a finales de mayo o principios de junio para dar el excelente dato del disparo del consumo en España. Según ella este dato será la ratificación de que nuestro país está saliendo de la crisis económica.

Lo que no dirá es que este aumento del consumo será debido a que el 1 de julio el IVA va a subir del 16% al 18%, por lo que todas aquellas familias que planifiquen que deben cambiar de coche o de algún tipo de electrodoméstico o de cualquier otro bien de consumo, harán estas inversiones antes de que se produzca el aumento del impuesto indirecto más relevante.

Una vez hechas estas inversiones el consumo se reducirá de forma espectacular. Si ahora las familias no compran por no disponer de capacidad de ahorro, comprarán menos cuando el IVA suba. Al comprar menos las empresas venderán menos y la economía se retraerá de nuevo, y más de lo que lo está ahora.

Se trata de un argumento de sentido común. ¿Por qué no quieren verlo los que toman las decisiones?

“Capitalismo: una historia de amor”. No todo es lo que parece

Anoche vi la última película de Michael Moore, Capitalismo: una historia de amor. Me puso los pelos de punta por dos motivos: los casos de penuria que muestra de familias desposeídas de todo lo que tienen por la presión de los bancos y por la deformación que hace el director del concepto de Capitalismo para adecuarlo a sus fines.

En la película se argumenta que las grandes empresas se dedican a buscar el máximo beneficio posible gracias al sometimiento de los ciudadanos. Las empresas cada vez ganan más dinero mientras el personal de estas mismas empresas se empobrece cada vez más (esto es cierto, llevo seis años dando clases en una universidad y cuatro años en otra, y en las dos sigo cobrando lo mismo que desde el principio, mientras que el precio de las matrículas no hace más que subir).

Un ejemplo muy claro que se expone en la película es el de los pilotos de aviones, que habiendo invertido 100.000$ en su formación deberán pagar un préstamo de 500.000$ a los bancos (por intereses, gastos y comisiones), mientras cobran unos 16.000$ brutos al año. Esto hace que muchos pilotos tengan que buscar un segundo empleo de camareros o paseando perros.

Pero, ¿esto es por culpa del capitalismo? No, es por culpa de una deformación del capitalismo permitida por la sociedad. El problema que tiene el sistema es el mismo que la solución. Los empleados pueden elegir si aceptan las condiciones de un puesto de trabajo o no las aceptan. Si la empresa consigue empleados pagándoles 2$, ¿por qué les van a pagar 4$? Lo que deben hacer los profesionales es no aceptar ciertas condiciones laborales. Si una empresa no consigue empleados ofreciendo un salario de 2$ deberá ofrecer un salario de 4$, a ver si por esta cantidad alguien está dispuesto a trabajar.

Me hace una gracia especial un ejemplo que se muestra en esta película dirigida a profanos de los temas de empresa totalmente demagógico: aparece una empresa panificadora creada bajo un sistema de cooperativa en la que todos los empleados son propietarios y, además, cobran lo mismo, desde el director general hasta la persona que embolsa los panes. Muy bonito, es cierto,todos ganan mucho dinero y son felices.

El problema es que este sistema no es sostenible porque, ¿por qué voy a invertir 100.000$ en mi formación en ciencias empresariales para ser director general de una empresa si al final voy a cobrar lo mismo que una persona que mete los panes en bolsas y que no tiene formación? La consecuencia lógica es que nadie invierte en su formación, nadie tiene conocimientos profundos y el sistema empresarial cae por sí sólo.

Es cierto que el sistema capitalista actual no funciona, es cruel y sólo sirve para que los ricos sean más ricos y las clases medias desaparezcan, volviéndose más pobres, pero no es por el capitalismo, es porque nuestro sistema económico actual se basa en un capitalismo deformado, desvirtuado, adaptado para sus gustos por los poderes político-económicos. Creo que en el fondo Moore tiene razón, pero no usa los términos  ni las formas adecuadas.

Y lo más importante, las personas tienen libertad y poder para decidir si aceptan a no ciertas condiciones y pueden elegir a su gobernantes y, al tener poder, tienen responsabilidad sobre sus decisiones. El ejercicio de este poder y libertad sólo pasa por una sociedad formada e informada.

Esto sólo lo arreglamos entre todos y a pesar de los poderes públicos

Anoche vi por televisión este spot que lleva por título Esto sólo lo arreglamos entre todos”, que ha realizado el Consejo Superior de Cámaras de Comercio [ver el making off].

El vídeo está muy bien producido, mostrando una mezcla de gente corriente con personajes de relevancia pública, enlazando declaraciones que animan a superar la crisis con palabras amables.

Sin embargo, después de ver el vídeo y comentar su estupendo montaje, no puedo más que pensar, con el colmillo retorcido que cinco años de carrera de periodismo me han permitido cultivar, que el título debería ser más del tipo “Estos sólo lo arreglamos entre todos y a pesar de los políticos”, porque con las decisiones que se están tomando y las informaciones que aparecen cada día sobre el despilfarro de la Administración, sólo a pesar de los poderes públicos y con el trabajo y esfuerzo de la sociedad se podrá superar la situación. Más bien debemos confiar en la máxima de “el tiempo todo lo cura”.

Y es que si en lugar de tomar decisiones que reactiven la economía se sube el nivel impositivo, es imposible que el consumo y la actividad empresarial crezcan, y si la Administración no recorta su gasto y sigue despilfarrando, es imposible que la deuda pública descienda.

Yo siempre he pensado que invertir en deuda pública es una de las inversiones más seguras que se pueden hacer, ya que es muy difícil que un Estado quiebre, pero empiezo ha dudar de ello.

Sólo podemos esperar y tener la esperanza de que al final todo se arregle gracias a un sistema económico global.

TVE anula solicitudes para Eurovisión: el tiro por la culata

Hace un tiempo escribí un post sobre las posibles consecuencias de que TVE dejara que la ciudadanía votará para ver quién sería el candidato que representara a España en Eurovisión. Mi argumento era que cuando los españoles no nos tomamos algo en serio lo llevamos hasta el final, y así ha ocurrido. Para mucho Eurovisión es motivo de risas, y en cuanto se abrieron las votaciones, los primeros puestos han quedado copados por lo más representativo de la indigencia de la canción ligera.

Ahora TVE se dedica a cancelar propuestas, lo que significa que manipulan a los participantes y a las audiencias.

Si predices que no te va a gustar el resultado, no abras la puerta a la participación ajena. Si lo haces, deberás respetar la decisión de los participantes y de sus votaciones.

Se ha llegado  a una situación en la que se haga lo que se haga TVE siempre quedará en mala posición.

Espero que nadie le eche la culpa de esto a La Red, porque sería el colmo.